El Perdón con mayúsculas

por Francisco Lobato

Si queremos construir vías de entendimiento entre personas, grupos e incluso países en conflicto, uno de los pasos necesarios va a ser el del perdón. Pero no el perdón que concede el ofendido, ni el perdón que pide el que ofende, el Perdón con mayúsculas que conlleva la apertura del centro del corazón y que vehicula la energía de redención capaz de lavar toda falta y depurar cualquier energía de no-reconocimiento. Este acto requiere de un trabajo anterior de reconocimiento del espíritu-vida que anima a todo ser vivo y que nos hace ser células de consciencia de un organismo mayor. Ahí podemos encontrar la unidad con el otro fuera de toda separación grotesca que realiza nuestro ego diferenciador y clasificador, capaz de juzgar y de echar balones fuera a la hora de reconocer la responsabilidad de nuestros actos, pensamientos, palabras.

El perdón nos pide un cambio en la mirada respecto a la creación y a nosotros mismos, buscando los elementos que nos unen y nos amalgaman respetando nuestra identidad y favoreciendo el encuentro. Este encuentro siempre nace del presente, que es la puerta de la historia y que nos permite bucear en los engramajes ocultos de nuestro inconsciente. Allí donde el sufrimiento quedó anestesiado y congelado esperando ser revelado. Es a través de esta mirada de revelación del presente que podemos perdonarnos y sanar la heridas, con este ungüento mágico que es el fuego de consciencia.

Si no hay perdón, no hay posibilidad de trasmutar el karma que nos mantiene presos en repeticiones cíclicas de dramas personales y colectivos que claman la toma de consciencia y la resolución para liberarnos de una capa de cebolla más.

El perdón también requiere de una buena dosis de humildad que nos muestra el lugar de cada elemento de la creación en un orden universal en el cual todo tiene un espacio y un tiempo de expresión. Al mirar al planeta que nos acoge reconociendo estas partes como un todo, podemos sentir cierta intranquilidad por los actos cometidos sobre esta tierra. Nuestra madre necesita que redimamos estos actos crueles y totalmente inconscientes decidiendo encarnar su supraconsciencia y elevando su frecuencia vibratoria que le conecta con el sol.

El perdón restituye las posibilidades y abre nuevas vías. Siempre y cuando dejemos la culpabilidad que nos anula y nos inmoviliza y empecemos a sustituirla por la responsabilidad, que nos hace expresarnos como adultos capaces de reconocer las faltas y por lo tanto capaces de modificar el rumbo y renacer a un nuevo presente preñado de posibilidades.

:::::::::::::::::::::::::::::::

PRÓXIMOS EVENTOS DE PERDÓN RADICAL

26 de abril – 7.30 – 9.00 pm – Charla gratuita en la Librería Quintaesencia en Surco, Lima

27 de abril – 7.30 – 10.30 pm – Ceremonia de Perdón Radical en el Centro de Capacitación La Moneda en Miraflores, Lima

28 de abril – 10.00 am – 7.00 pm – Taller de Perdón Radical en el Centro de Capacitación La Moneda en Miraflores, Lima

APÚNTATE escribiendo un e-mail a marita@sanacionconamor.com

Anuncios

Tu opinión importa. Deja tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s