Cabezas que hierven

Enjoying the sun

Mis manos palpaban cabezas que hervian, nucas y hombros contraidos, vientres y espaldas endurecidos como un caparazón como si de una lucha cuerpo a cuerpo tratara. Estos cuerpos se veían enfrentados con dolores emocionales que hace mucho venían buscando su salida. En el taller de Perdón Radical se han abierto las compuertas de un sinfín de dolores que querían ser vistos y sanados. Los cuerpos acostumbrados a resistir emociones placenteras y dolorosas por igual parecían luchar con la avalancha que se habia desprendido en el interior.

Es común ver a las personas luchando con sus emociones como si fueran bandidos queriendo robarles una paz postiza que a duras penas han establecido. El precio que pagan por el intento de amordazar sus emociones es alto. La salud averiada, relaciones rotas y proyectos que corren peligro de fracasar.

Con un par de pasos conscientes puedes transformar el encuentro con tus emociones de un calvario en un viaje profudamente gratificante. Siente tu cuerpo. Respira. Pincha el drama. Listo. Con eso comienzas una aventura sin retorno.

Comienza a sentir en qué estado está tu cuello, tu garganta, tu vientre, tu espalda, tus manos. Son zonas de tu cuerpo que suelen contraerse cuando alguna emoción se asoma para saludarte. Y a ti no se te ocurre otra cosa que querer ahogar la más leve corriente de emoción. Siente como vibra en ti, nada más. No te morderá ni anliquilará. Simplemente vibra. Permítele vibrar. Así fluye. ¿Sientes el alivio? Y si quieres hacer algo realmente intrépido permite que tu respiración se suelte y acompañe el flujo. Te sentirás más en casa en ti mismo que nunca.

Pinchas el drama al entender que estás diseñado para percibir emociones con tu cuerpo. No es un defecto de fábrica que tengas que corregir a cualquier precio. Todo lo que es vivo vibra, se desequilibra, vuelve a encontrar el equilibrio y crea formas cada vez más complejas. Si lo permites vibrar. De eso se trata. De recuperar la conección con la vida que se expresa a través de ti.

Mientras vivas sentirás una variada gama de emociones. Enriquecen tu experiencia. Trata a cada una de estas experiencias como si fueran invitados a tu fiesta y no como bandidos que vienen a robarte algo. Que tu interior se transforme en un espacio de refugio y no de miedos.

Presente en tu cuerpo y respirando con soltura es un buen punto de partida para vivir una vida plena. ¿Sientes tensión ahora mismo? Suelta los hombros. Respira.

No existe una vida mejor en algún futuro. Solo hay esta vida. Este momento. Y como dice mi querida profesora Zulma Reyo

 no mereces nada. Le debes a la vida tu plena presencia.

Si te encuentras con sentimientos complicados salúdalos y deposítalos en una plantilla de perdón. La plantilla te ayuda a tomar consciencia de aquello que quiere ser visto y sanado en cada momento.

::::::::::: PRÓXIMOS EVENTOS DE PERDÓN RADICAL EN MÉXICO DF Y PUEBLA :::::::::::
Apúntate, puede ser una de las experiencias más fuertes e importantes de tu vida

Anuncios

Tu opinión importa. Deja tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s