Tormenta emocional

Horizontal view of depressed young woman crying

¿Estás en una crisis y tu amiga del alma o tu terapeuta no tiene tiempo para escucharte?

Te encuentras en una tormenta emocional al borde del colapso y tienes que funcionar. No hay espacio para desplomarte llorando aunque todo dentro de ti quiere rendirse. Sientes pánico que las lágrimas revelen como de verdad te sientes porque te encuentras en público, en una reunión o en tu lugar de trabajo. ¿Qué hacer?

Para navegar este complicado trayecto entre tu lugar de trabajo, donde tienes que funcionar y la almohada en tu habitación, donde quieres desahogarte, te puede servir este consejo que me dio mi terapeuta cuando pasaba por una situación como esta. En una tarde de invierno fría y gris, enfrentaba una situación emocional intragantable en la consultoria para cual trabajaba en aquel entonces. Sentía que me desharía en lágrimas allí mismo frente a la pantalla de mi computador en la oficina que compartía con dos colegas. Logré salir de la oficina con toda la compostura que fui capaz de movilizar, con mi móvil en mano, bajar al estacionamento del edificio y llamar a mi terapeuta. Tardé unos minutos en domar mis sollozos cuando al fin pude escucharle. Y me dijo: Respira. Una vez más, respira profundo. Ahora vas a subir y volver a tu lugar y solo vas a concentrarte en el próximo paso milimétrico que tengas por delante. Concéntrate sólo en lo que tienes que hacer. En el color y la textura de las teclas de tu computador. En cada sílaba que tengas que escribir. En cada paso que des por la oficina. Reune toda la atención que seas capaz de reunir en cada gesto que tengas que hacer, en cada tarea que tengas que concluir. Por el momento no pienses en lo que será. Solo pienses en lo que ES. No trates de solucionar esto ahora mismo. Ahora solo cuenta cada milímetro de camino que tengas por delante. Momento por momento. Minuto por minuto. Y respira. No te olvides de respirar. Así pude sobrevivir las dos horas que aún me quedaban en la oficina antes de salir aliviada de aquel sofoco y desplomarme en casa llorando.

Recupera tu autoestima

Cuando al principio de la semana me llamó una clienta – devastada por un conflicto laboral – pidiendo una cita urgente y no pude atenderle porque mi agenda estaba completa, le escribí este texto a su móvil

texto-para-la-crisis

Recupera tu libertad interior

En un próximo paso miras esta crisis para entenderla, desenredarla, procesarla y transformarla. Momentos de tormenta emocional son un indicio que algo en tí quiere ser procesado, liberado y transformado. Hasta que llegues a un puerto seguro donde seas contenido, tu respiración profunda y la atención a los pequeños gestos del cotidiano te mantienen a flote. Te ayudan a detener la espiral de emociones que generan más y más estrés. Después buscas la ayuda de un profesional que te acompañe en la transformación de tu conflicto.

A continuación puedes mirar un video de dos minutos en el cual comparto mi experiencia con una tormenta emocional que logré navegar más salva que sana gracias a lo que estoy compartiendo contigo aquí. Aproveché mi próxima cita con mi terapeuta para procesar a fondo el orígen del conflicto. Te recomiendo que hagas lo mismo. Así vuelves a recuperar tu libertad interior. Y tu paz.

video tormenta emocional de andrea sydow itrain leaders en youtube

Anuncios

Tu opinión importa. Deja tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s