Ceremonia de Perdón Radical en Santiago de Chile 29 de abril 2017

170429_ceremonia-perdon-santiago-de-chile

¿Qué es la ceremonia de perdón? Un espacio para depositar tus sentimientos más complicados. Ya te habrás percatado que de víctima no vas a ningún lado.

Por la dinámica de la ceremonia te encontrarás con 17 temas que te han traído dolor, conflicto, rencor, enfermedad y los puedes abordar de una forma nueva en un sencillo ritual de encuentro en el círculo de la ceremonia.

Puedes darles a estos temas la oportunidad de expresarse y revelarse por si mismos. Aprenderás a entender el profundo sentido que tus vivencias tienen para tu crecimiento.

En vez de darle mil vueltas a los mismos pensamientos sofocantes encontrarás un espacio en el cual los temas puedan respirar, expresarse y empezar a transformarse.

Podrás vivenciar qué quieren expresar tus dudas, dolores y miedos. Comprender su sentido es un paso para sanar. La ceremonia no es un espacio intelectual que te aleja de tu espacio interior. Es un espacio en el que haces una experiencia de transformación.

Deja de lado tus opiniones y prejuicios. Deja de lado lo que piensas que ya sabes sobre ti. Permite que aquello que parece complicado y conflictivo dentro de ti y en tu vida cotidiana se exprese. Lo verás con otros ojos.

Después de la ceremonia puedes seguir por tu cuenta en el camino de conocerte conscientemente. Porque es entendiendo lo que se presenta en tu vida que puedes darle sentido a lo que estás vivenciando y ver más allá del drama.

En el espacio de la ceremonia y en la oasis de la plantilla de perdón puedes silenciar por un momento el drama y comenzar a entender lo que de verdad quiere revelarse en tu vida.

Sales de la ceremonia aliviado, transformado y más tranquilo. En paz.

¿Vienes?

Tormenta emocional

Horizontal view of depressed young woman crying

¿Estás en una crisis y tu amiga del alma o tu terapeuta no tiene tiempo para escucharte? Te encuentras en una tormenta emocional al borde del colapso y tienes que funcionar. No hay espacio para desplomarte llorando aunque todo dentro de ti quiere rendirse. Sientes pánico que las lágrimas revelen como de verdad te sientes porque te encuentras en público, en una reunión o en tu lugar de trabajo. ¿Qué hacer?

Para navegar este complicado trayecto entre tu lugar de trabajo, donde tienes que funcionar y la almohada en tu habitación, donde quieres desahogarte, te puede servir este consejo que me dio mi terapeuta cuando pasaba por una situación como esta. En una tarde de invierno fría y gris, enfrentaba una situación emocional intragantable en la consultoria para cual trabajaba en aquel entonces. Sentía que me desharía en lágrimas allí mismo frente a la pantalla de mi computador en la oficina que compartía con dos colegas. Logré salir de la oficina con toda la compostura que fui capaz de movilizar, con mi móvil en mano, bajar al estacionamento del edificio y llamar a mi terapeuta. Tardé unos minutos en domar mis sollozos cuando al fin pude escucharle. Y me dijo: Respira. Una vez más, respira profundo. Ahora vas a subir y volver a tu lugar y solo vas a concentrarte en el próximo paso milimétrico que tengas por delante. Concéntrate sólo en lo que tienes que hacer. En el color y la textura de las teclas de tu computador. En cada sílaba que tengas que escribir. En cada paso que des por la oficina. Reune toda la atención que seas capaz de reunir en cada gesto que tengas que hacer, en cada tarea que tengas que concluir. Por el momento no pienses en lo que será. Solo pienses en lo que ES. No trates de solucionar esto ahora mismo. Ahora solo cuenta cada milímetro de camino que tengas por delante. Momento por momento. Minuto por minuto. Y respira. No te olvides de respirar. Así pude sobrevivir las dos horas que aún me quedaban en la oficina antes de salir aliviada de aquel sofoco y desplomarme en casa llorando.

Cuando al principio de la semana me llamó una clienta pidiendo una cita urgente y no pude atenderle porque mi agenda estaba completa, le escribí este texto a su móvil

texto-para-la-crisis

En un próximo paso miras esta crisis para entenderla, desenredarla, procesarla y transformarla. Momentos de tormenta emocional son un indicio que algo en tí quiere ser procesado, liberado y transformado. Hasta que llegues a un puerto seguro donde seas contenido, tu respiración profunda y la atención a los pequeños gestos del cotidiano te mantienen a flote. Te ayudan a detener la espiral de emociones que generan más y más estrés. Después buscas la ayuda de un profesional que te acompañe en la transformación de tu conflicto.

A continuación puedes mirar un video de dos minutos en el cual comparto mi experiencia con una tormenta emocional que logré navegar más salva que sana gracias a lo que estoy compartiendo contigo aquí. Aproveché mi próxima cita con mi terapeuta para procesar a fondo el orígen del conflicto. Te recomiendo que hagas lo mismo.

video tormenta emocional de andrea sydow itrain leaders en youtube

María Mulata y el Perdón Radical

Aquí os comparto la charla que tuvimos María Mulata y yo entre Bogotá y Berlín para preparar el taller de Perdón Radical que haremos en Bogotá con Sarasvati Coach el 21 y 22 de abril 2017.

¡Espero verte en Bogotá! No te pierdas esta alfombra roja para tu alma. Dirás bye bye a Victimlandia y te embarcarás en el Crucero de Tu Vida Plena.

maria-mulata-y-andrea-sydow-sobre-el-perdon-radical-youtube

TESTIMONIO TALLER DE PERDÓN RADICAL

TALLER DE PERDÓN RADICAL en Lima, CON ANDREA SYDOW
por Reinalda Holguín

reinalda-holguin_lomoPara mi perdón radical ha sido un regalo maravilloso. A finales del año pasado me llegó el nombre Colin Tipping y en su página encontré su libro, El perdón Radical. Lo leí y he llenado muchas plantillas y sigo llenando. Es para mí una herramienta, una metodología, un camino, para perdonar y sanar. En todo este proceso de búsqueda y aprendizaje sobre perdón radical, me encontré con un ángel, así me gusta llamar a Andrea Sydow. Ella me ha acompañado en mi proceso a través de mensajes escritos. Ha sido para mí de gran apoyo, tanto que llegue a considerar la posibilidad de ir a Berlín a tomar el taller con ella y tener el honor de conocerla personalmente. Estando con estos proyectos, ella me envía la invitación a participar en su taller en Lima.

Asistí el pasado 2 y 3 de septiembre y regresé a mi país Colombia muy tranquila y feliz. Luego me hice varias preguntas, ¿qué me pasó? ¿Qué fue este espacio para mí? ¿Cómo lo describiría?

Me pasó, que me di cuenta de cuantas emociones y sentimientos tenía reprimidos, de los cuales no era consciente y mucho menos del daño que me hacían. Como por ejemplo, no me había dado cuenta que me estaba acompañando una tristeza profunda y como ello, me impedía disfrutar y aprovechar de todo lo que hay en mi vida…. familia, amigos, un cuerpo sano, recursos y mucho más. Además era una carga que no traje en mi equipaje, la deje allá, gracias a la experiencia vivida en Lima con Andrea y mis compañeros, los cuales son también una parte muy importante en el proceso.

Es una experiencia que describo como algo sencillo, poderoso y sanador. Todo ello para mi tiene que ver por supuesto, con la técnica creada por Colin Tipping y de igual forma, en el cómo lo comparte y transmite Andrea, tanto en el taller como en la sesión individual. Con una sencillez, humildad, amor y respeto. Su sola presencia me generó sensaciones maravillosas.

El taller de perdón radical dirigido por Andrea, lo considero muy valioso. Para mí es como uno de esos tesoros, que se descubren y se despierta un deseo profundo de compartir con todo el mundo. La familia, amigos, vecinos, conocidos, y no conocidos, compatriotas entre otros.

Como me gusta invitar a mí vida la resolución, es decir, que se viene una idea y pronto la pongo en movimiento; por lo que, junto con mi equipo, le hicimos la propuesta a Andrea Sydow, de facilitar su primer taller en Bogotá – Colombia, quien con gusto aceptó.

Así que tendremos el privilegio de tenerla en nuestra querida patria (Colombia)
el 21 y 22 abril del 2017.

perdon-radical-en-bogota

¡Muchas gracias Andrea por todo el amor, ternura y compasión que nos entregaste a mis compañeros y a mí, en el taller de perdón radical en Lima!

Reinalda Holguín Anaya
Coach Ontológica Certificada

Querida Colombia

perdon-radical-en-bogota

Querida Colombia,

gracias por invitarme. En abril 2017 estaré en Bogotá.

Muchas veces cruzaste mi camino. No sólo con uno de los mejores cafés del mundo, también con tu música y con tu gente.

Vivo en Berlín. Aquí periodistas, gastrónomos, arquitectos y amigos me invitaron a sentarme en sus mesas para hablar de lo que hay. Me enteré muy por encima de tu – dolorosa – historia de las últimas décadas. De tus conflictos, de tus atrocidades.

Tuve el honor de compartir micrófono por un par de años con periodistas colombianos en Radio Voz Mundial FM. Mi programa se llamaba Perdón Radical. Es a lo que me dedico: explorar cómo es posible hacer cada vez más amplia la isla de paz que quiere desarrolarse y respirar dentro de nosotros.

De los oyentes escuché preguntas dolidas, de cómo es posible perdonar una atrocidad vivenciada o que se cargó la vida de un ser querido. En estos momentos se creó un espacio sacro, en el cual un ser humano desde las profundidades del ser y de las raíces de su corazón buscó el camino para comprender lo vivenciado, para procesarlo y sanarlo. Comprendí que por más efímero que fuera el espacio de un programa de radio no era el momento para brindar respuestas facilistas. Estas preguntas de los oyentes se quedaron reverberando en mi corazón todos estos años.

Si bien que la violencia de ambos bandos afecta a toda la sociedad, cada uno tiene un inédito e íntimo encuentro con ella. La violencia cruza y corta la vida de cada uno de una manera específica y singular. Comprendí también el sinsentido de excluir a un bando. A la sociedad pertenecemos todos. Cada uno tiene su lugar en ella. Ni más ni menos. Como en un jardín en el cual el jardinero se ocupa de que cada planta tenga su lugar adecuado. Sin robarle demasiada luz y suelo a la otra. Sin sucumbir a la sombra de las demás.

En los que me han hecho daño, me reconozco a mi mismo. El daño que yo he hecho, lo asumo y lo reparo, formula Brigitte Champetier de Ribes en su Himno a la vida.

Sin bandera en mi mano, mirando solamente a la mirada de cada individuo que en silencio me revela su historia, camino a tu lado.

Tengo el honor de estar en Colombia en abril del 2017. Con una ceremonia de perdón; este espacio para depositar tus sentimientos más complicados. Porque siempre hay víctimas de los dos lados del fusil. Aunque no lo tengamos tan presente: ejecutar violencia también es traumático.

Encontrar un camino hacia la paz, el perdón y reconciliación es un arte. Se requiere ensayarlo. Somos todos maestros ensayando.

Me hace mucha ilusión verte en abril.

Abrazos desde Berlín

Andrea