De espías y profetas. Una historia de amor …

… es lo que vengo a compartir en el Taller Toque Mariposa.

Es el profundo amor por la energía vital, que no se deja acallar. En el taller transmito el Toque Mariposa desarrollado por la obstetra y pediatra Eva Reich (1924 – 2008). Es una técnica de la bioenergética suave. No sólo hace fluir tu energía vital bloqueada. También puede impedir los fuertes bloqueos en tu cuerpo.

Toque Mariposa - el toque suave que armoniza

Eva Reich 1924 – 2008 – la obstetra y pediatra creadora del Toque Mariposa

Eva Reich es hija de Wilhelm Reich (1897 – 1957), creador de la psicoterapia corporal. En los años 1920 investiga el efecto de las emociones no expresadas sobre el cuerpo y el carácter de las personas. Descubre que las emociones reprimidas generan una coraza muscular. Su psicoterapia corporal apunta a expresar estas emociones a través de la respiración natural profundizada.

Wilhelm Reich detecta la relación que hay entre emociones no vivenciadas, el declive de la energía vital y la coraza muscular que se genera, cuando contenemos emociones que por naturaleza tienen el impulso de fluir por el cuerpo.

Desde muy temprana edad reprimimos emociones. Tanto el miedo como el placer. Lo hacemos cortando la respiración, endureciendo el vientre, apretando los dientes, tragando el llanto. Cuanto menos respiramos, menos percibimos las emociones. Así poco a poco creamos una coraza muscular, que supuestamente nos protege del dolor y de la vulnerabilidad. Lo que en realidad ocurre, es que nos vamos poniendo cada vez más tiesos, tanto emocional como físicamente. Nuestros mecanismos de defensa se acentúan y nuestra energía vital decae. La consecuencia es una vida cada vez más apagada, más muerta. Vamos por la vida más frustrados que energetizados, más resignados que conectados.

Tu respiración te conecta con la energía vital

Cuando respiras de manera suelta y continuada tus emociones afloran y fluyen libremente. Tu energía vital se incrementa naturalmente.

Wilhlem Reich no solo fue alumno de Sigmund Freud formándose como psicoanalista. Asimismo investiga la fisiología de las corrientes vitales en el cuerpo. Investiga minuciosamente las características de células vivas y de la energía vital que nos rodea. Murió hace 60 años en el exilio, en una cárcel de Pennsylvania, EEUU. Su hija Eva Reich trabajó con él. Más tarde incorpora en su profesión de obstetra y pediatra elementos de la vegetoterapia investigada por su padre.

Estrés desde tu hora cero

Como obstetra y pediatra observa los efectos del estrés sobre los bebés antes, durante y después del nacimiento. De esta experiencia relata:

– Cuando trabajaba en el Hospital de Harlem, recorría la sección para observar a unos cien bebés. Quería examinar cómo se comportaban doce horas después del nacimiento. Dos tercios de ellos lloraban. Estaban aislados, separados de sus mamás. Tenían hambre, sus rostros estaban rojos, lloraban desconsoladamente. Esto es muy llamativo, dado que terapeutas primales me habían revelado que dos tercios de los adultos manifiestan disfunciones de orígen muy temprana.

Suave toque de la cabeza a los pies

Durante el taller trabajas de a dos. Recibes este delicioso y suave masaje y aprendes a darlo. ~ Ilustración: Christiane Sundermeyer

Eva Reich dedica su vida a restaurar el bienestar de los bebés, para aliviar las consecuencias del estrés relacionado al nacimiento. Durante sus talleres con obstetras y comadronas diagnostica como fue el nacimiento de cada uno. Lo detecta en sus fisionomías y la postura de sus cuerpos. Observa como el adulto reacciona frente al estrés con los mismos mecanismos de defensa, que aplica un bebé durante y después de un nacimiento estresante: ceño fruncido, labios apretados, puños cerrados, ombros encogidos.

Imagínate: todo tu diminuto organismo una bastión de defensa, en el afán de protegerte de las primera agresiones: la inducción al parto, fórceps, luces demasiado fuertes para tus ojos, pinchazos de vacunas y extracciones de sangre, gotitas antibioticas para evitar conjuntivitis, manoseo brusco de parte del personal clínico y separación de tu madre. Sólo por nombrar algunas de las crueldades tan comunes con las cuales recibimos en nuestra sociedad a las tiernas creaturas que somos.

Todo este estrés sigue encapsulado en tu organismo. No tuviste la oportunidad de procesarlo. Está demasiado escondido. Con palabras no accedes a esta información. Todo ocurre en un momento en el cual estás lejos de dominar del lenguaje verbal.

Caricias restauran tu bienestar

Aquí es donde empalma el trabajo de Eva Reich. En especial el Toque Mariposa. Lo desarrolla durante su trabajo en el Hospital de Harlem en EEUU para restaurar el equilibrio energético y emocional de bebés prematuros. Observa que durante las leves caricias sistemáticas en dirección cefalo caudal y del centro a la periferia el bebé se relaja. Su frente se ilumina, la boquita se suelta, los puñitos se abren, todo el cuerpito – antes una bastión encerrada – se serena y el bebé deja de llorar, su bienestar restaurado.

Toque Mariposa de Eva Reich - bioenergética suave con Andrea Sydow

Durante el Toque Mariposa recibes suaves caricias hasta la punta de tus dedos. ~ Ilustración: Christiane Sundermeyer

Nuestra forma natural de venir al mundo es abierta, confiando, expandidos, tiernos. ¿Quién puede afirmar que se siente a gusto en su piel, confiado, expandido? En muy raras ocasiones ¿verdad?

Este es el campo que amorosamente exploramos y restauramos durante Toque Mariposa:

  • armonizar tu sistema nervioso
  • relajarte desde capas muy profundas
  • procesar el estrés al cual tu vitalidad está expuesta continuamente desde tu hora cero

Ni militares ni espías quebrantan la energía vital

¿Cómo me llega este trabajo? Me lo transmite durante mi formación como terapeuta holística intuitiva en el Centro de Estudios Persephilos en Berlín, mi profesor Andreas Meyer (1963 -2016).

Mi profesor Andreas Meyer

Mi profesor Andreas Meyer (1963 – 2016)

Andreas se cría en el comunismo de la Alemania Oriental. Llevaba dentro de sí la inquebrantable convicción de que la energía vital no se deja reprimir. Por ningún militar que amanaza encarcelarlo. Por ningún espía que vigila sus actividades. Literalmente arriesga su vida para traer a Eva Reich y otros terapeutas del otro lado del muro a la Alemania comunista. En el 1985 logra traer a Eva Reich a Berlín Oriental. En su libro sobre el Toque Mariposa describe este encuentro, que lo marca profundamente hasta el final de su vida; como persona y terapeuta.

El muro se derrite – la profecía de Eva Reich

Eva Reich da talleres a comadronas y obstetras en Berlín Oriental mientras espías del servicio secreto de la Alemania comunista (Stasi) la vigilan. Lo que enseña mejora de manera significativa el bienestar de los bebés recién nacidos en una sociedad que muy poco cuidado dedica al trato amoroso y cálido de sus ciudadanos. Al terminar un taller en Berlín-Lichtenberg en noviembre del 1988 proféticamente dice:

– Percibo el muro derritiéndose.

En diciembre del 1988 regreso a Alemania, después de pasar veinte años desde mi niñez en Latinoamérica. El muro cae en noviembre del 1989. Y aquí me tienes. Lista para compartir contigo esta herencia el:

  • 30 de septiembre en Lima – inscríbete marita@sanacionconamor.com
  • 8 de octubre en el Centro Madre Tierra en Chile – inscríbete info@centromadretierra.cl
  • 14 de octubre 2017 en México – inscríbete perdonradicalmexico@gmail.com

NO. TE. LO. PIERDAS.

Dáte esta oportunidad. Deten la hemorragia energética con la que vives.

tu energía vital no se deja suprimir. mira como esta planta rompe el aslfalto. ven al Taller Toque MarioposaComparto la convicción de mi profesor, de que la energía vital no se deja suprimir. Observa como en un entorno urbano, dónde cubren con aslfalto una superficie, los brotes verdes con su fuerza rompen la superficie y se despliegan. La vida no se deja suprimir. Es hora de, en vez de atacarla, negarla, suprimirla constantemente, la dejemos fluir libremente. Es sumamente reparador. Es existencialmente necesario.

¿Por dónde empiezas? Respirando, corazón. Respirando. Ahora mismo. Profundamente. Libremente.

Te dejo con unas palabras de Wilhlem Reich extraídas de su libro Escucha hombrecillo. Discurso sobre la mediocridad (1946).

Tu vida será digna y segura cuando tu energía vital te importe más que tu seguridad, el amor más que el dinero, tu libertad más que la opinión de tu entorno, cuando tus pensamientos estén en sintonía y no más en contradicción con tus emociones, cuando remuneres mejor a los profesores de tus hijos que a los políticos, cuando te enaltezcas escuchando la verdad y te horrorices viendo formalidades, cuando los rostros de las personas en la calle expresen libertad, agilidad, alegría y no más duelo y miseria, cuando los cuerpos no caminen sobre esta tierra como hoy, con las caderas retraídas y tiesas y los organos sexuales enfriados.

INSCRÍBETE. Nos vemos muy pronto. Te espero en Lima, Santiago, México.

Cariños desde Berlín

Andrea Sydow

Anuncios

Tu opinión importa. Deja tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s